Vender turismo, vender confianza

Como Concierge de un hotel de lujo, una de las mejores experiencias en mi trabajo directo con el cliente (sugiriendo actividades que podían realizar en la ciudad durante su estadía), era cuando ni tan solo tenía que convencer el huésped de porqué ir a un lugar determinado. Después de algunas recomendaciones, la confianza que el cliente había adquirido conmigo era tan alta, que mi opinión era determinante a la hora de elegir una actividad turística o hacer una reserva gastronómica para la noche. Y por supuesto, volvía de nuevo feliz y me daba las gracias. Generando confianza, te conviertes fácilmente en un excelente vendedor.

 

Es evidente que existe un lazo de confianza también con el proveedor que realiza cada servicio, como por ejemplo un Restaurante, que sabe que el Concierge de un Hotel tiene la capacidad de enviar a tantos clientes a su establecimiento, que se desvive por cada uno de ellos. Esto crea una cadena de valor muy fuerte que tiene como objetivo final la satisfacción del cliente. Pero al inicio, debe existir la venta.

  

La venta es una parte fundamental en la industria turística, que sin duda debe ir acompañada de la experiencia y satisfacción del cliente. Es importante desarrollar y estimular habilidades que nos permitan ganarnos la confianza de nuestros clientes. Hoy se habla en todas las charlas relacionadas con el turismo, del perfeccionamiento de la atención al cliente, pero apenas se expresan técnicas de venta y fidelización, aplicadas tanto a la hotelería, gastronomía y servicios turísticos en general. Es importante hablar de todos estos puntos en conjunto para formar las nuevas generaciones de profesionales turísticos.

 

Cuando formamos en temas de hospitalidad, debemos también hablar de procesos y habilidades de venta. 

Escribir comentario

Comentarios: 0